Licencia de Creative Commons
blog profesor 3.0 by Alfredo Prieto Martín is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Sígueme en twitter

jueves, 12 de octubre de 2017

¿Puede un buen profesor tener miedo a flippear sus clases? La respuesta colectiva de 330 profesores flippers en países de habla española

Desde que publiqué en su versión original esta entrada, el número de  profesores flippers registrados en España ha aumentado desde 207 a  330 y su valoración del  resultado de implementar este modelo ha subido ligeramente y sigue siendo muy positiva: a más del 90% de los profesores que se han atrevido a probar la enseñanza inversa, los resultados obtenidos .les han gustado. Un 5,47% de los que lo han probado dice que los resultados han sido variables dependiendo de circunstancias como el nivel de los alumnos, el tamaño de la clase, etcétera. Un 3,28% consideran que todavía están en proceso de prueba. Finalmente,  un 0,36% de los profesores que han probado el modelo flipped no están contentos con su efecto sobre la implicación, la implicación en clase y el aprendizaje de sus alumnos.




En el subgrupo minoritario de profesores que no obtienen siempre resultados satisfactorios con el flipped debemos incluir también a algunos profesores que hastiados de la metodología tradicional y con la mejor voluntad y escasa preparación, implementan el modelo flipped de oídas sin haber recibido suficiente formación, sin haberse leído un libro sobre como hacerlo(Flipped learning: aplicar el modelo de aprendizaje inverso) y que por ello suelen saltarse algunos aspectos claves en la planificación de la enseñanza en el nuevo modelo, en la comunicación con sus alumnos y en su entrenamiento para que adopten nuevos hábitos de estudio que son necesarios para que el modelo inverso funcione.

Errores frecuentes son por ejemplo: no aportar con certeras indicaciones suficiente dirección para dirigir bien la atención de sus alumnos hacia lo que es importante hacer, no comprobar de manera inmediata y fehaciente si realmente sus alumnos se han esforzado en realizar el estudio previo de los materiales y reconocer y premiar a los alumnos que han hecho el trabajo de prepararse para clase.

 Cuando algún profesor me dice que su intento de invertir el modelo de aprendizaje fracasó porque  los alumnos no estudiaban los materiales, yo le digo: ¿cómo es que no te diste cuenta de eso hasta el final del proceso? ¿Cómo es que no te diste cuenta  desde el principio? La pregunta clave es: ¿No comprobabas si tus alumnos realizaban el estudio previo antes de cada nuevo tema, seminario o práctica?

Alguno reconoce directamente que desconocía la necesidad de comprobar el estudio preparatorio de los alumnos, alguno incluso me reconoce que aunque mandaba cuestionarios de comprobación del estudio previo, dada la escasez de tiempo de que disponía no se molestaba en revisar las respuestas de sus alumnos y que por tanto no se daba cuenta de que sus alumnos no estaban haciendo el estudio previo hasta que la evidente falta de preparación de los alumnos hacían que los planes de actividades para clase fuesen inviables.

Otros profesores que usaban proyectos sólo se apercibían del problema, cuando proyectos deficientemente orientados y supervisados por el profesor terminaban en desastre. Eso es lo que yo llamo implementar el flipped de pega (o de corta y pega links). Hacer flipped de esta manera chapucera y amateur claro que puede llevar a fracasos estrepitosos, pero esto no da argumentos válidos al que fracasa para criticar al modelo flipped. Sería como si un pionero de la aviación diseñara un avión con motor a vapor que no es capaz de despegar del suelo, eso no le daría derecho a decir que la aeronautica no tiene futuro y esta abocada al fracaso.

 Cuando las cosas no se hacen bien, no es nada extraño que salgan mal, por eso es injusto echarle la culpa a  la metodología, cuando no se han seguido toda una serie de buenas prácticas descritas en la literatura sobre flipped learning. Por eso carece de valor argumentativo, el que un profesor que probó una vez con este método y no le fue bien argumente, que esa experiencia negativa puntual es la prueba definitiva de que el flipped learning es un  mal modelo para el aprendizaje de nuestros alumnos (cuando el 90% de los que lo han probado declaran estar siempre contentos con los resultados de este modelo). 

El experto en flipped learning Jesús Vélez dice que "sería como si alguien que intentó probar a tocar la guitarra y fracasó la primera vez que lo intentó, dijese que la guitarra es un mal instrumento musical porque no sonaba bien cuando él la intentó tocar." (comunicación personal). Seguramente dicho señor no nos convencería de que la guitarra es un mal instrumento sino de que tal vez debería probar con las matemáticas que según la teoría de las inteligencias múltiples a lo mejor se le dan mucho mejor que la música.

Por otro lado, no es un estigma fracasar al intentar poner en práctica el modelo flipped. Incluso algunos expertos en flipped learning  como Robert Talbert empezaron fracasando en su primer intento para después detectar los problemas de su metodología resolverlos y lograr triunfar. En mi caso tras sucesivas implementaciones exitosas en cinco asignaturas de tres carreras distintas, tropezamos en la sexta asignatura (de otra carrera) en la que lo intentamos. Al siguiente año volvimos a intentarlo diagnosticando las posibles causas y decidimos intensificar el marketing inicial de la metodología a los alumnos. También intensificamos la gamificación del estudio previo y otras actividades de participación en clase y evaluación formativa.

 Con estas mejoras en la planificación y la comunicación con los alumnos conseguimos que el porcentaje de alumnos que realizaban el estudio previo aumento y los resultados en las pruebas de evaluación del aprendizaje mejoraran espectacularmente en los dos años siguientes. De este modo, pesea que en el primer año que intentamos poner en práctica el modelo flipped en esta asignatura, los resultados fueron peores que los que estábamos acostumbrados a conseguir en las otras asignaturas en las que lo habíamos implementado con éxito a la primera conseguimos mejorarlos en los dos años siguientes.

Buenas y malas prácticas en la implementación del flipped learning 

Voy a a recomendar una serie de buenas prácticas a la hora de implementar el flipped learning que en nuestra experiencia son recomendables para que los profesores principiantes en el flipped las sigan e incluso para que los que han fracasado en alguna ocasión con el flipped vean si  su mal resultado puede relacionarse con alguna mala práctica y de este modo puedan mejorar su forma de poner en práctica el modelo flipped y así mejorar sus resultados de aprendizaje de sus alumnos con este modelo de aprendizaje.  


Buenas  prácticas en flipped learning

1.       Motivar a los alumnos
a.       Para que hagan las tareas de preparación y reflexión antes de clase
b.      Para que participen en clase
c.       Para que contribuyan al trabajo de equipo
2.       Gamificar el contexto de la asignatura en la que se produce el aprendizaje
                G1 Crear sentido de misión y  especificar expectativas
                G2 Crear un sistema de bonificación de las acciones deseadas por pequeñas recompensas
                G3 Crear un sistema de proximidad social al profesor y a los compañeros
                G4 Crear elementos personalizadores de la experiencia de aprendizaje
                G5 Crear un sistema de respuesta rápida (feedback inmediato y de calidad)
    G6 Dar oportunidades de trabajo en equipo
    G7 Introducir actividades divertidas
3.       Hacer un buen marketing de la metodología a los alumnos
a.       Mostrar a donde conduce implicarse y no implicarse
b.      Mostrar resultados de otras clases o promociones de la misma clase contratando los resultados obtenidos por los subgrupos de alumnos que hicieron o no hicieron habitualmente las tareas de preparación.
4.         Favorecer la indagación y la exploración abierta

5.         Si eres principiante haz una implementación piloto en un tema y aprende de la experiencia antes de aplicarlo a mayor escala. Mejor empezar haciendo poco y bien que intentar hacer mucho y de manera chapucera
6.         Entregar materiales con suficiente antelación  para que los alumnos los trabajen y nos de tiempo a estudiar sus reacciones antes de las clases
7.       Crear materiales y vídeos interesantes y proponer tareas realmente interesantes no usar  materiales pestiño, vídeos larguísimos, irrelevantes  y tareas estúpidas y poco interesantes. No reemplazar malas clases por malos materiales de estudio previo.
8.       Solicita que tus alumnos te ayuden a decidir cuales son los mejores materiales. Ejemplo de tarea: Compara estos dos vídeos y dime cual crees que te aporta  y te ayuda a comprender más y justifica por qué.
9.         Trabajar en equipos de profesores que comparten recursos y experiencias de buenas prácticas, recursos instructivos y formularios de evaluación formativa.
10.      Practicar con las herramientas antes de usarlas con los alumnos.
11.      Estudiar e investigar sobre las metodologías antes de ponerlos a usarlas.
12.      Realizar un estudio diagnóstico de nivel de partida al principio asignatura.  
13.      Implicar al alumno en la exploración interactiva del contenido y comprobar fehacientemente el estudio previo y sus productos.
14.      Estudiar las respuestas de nuestros alumnos y reaccionar frente a ellas. Responder a sus preguntas por escrito o en clase. Reconocer en publico a los que han hecho un buen trabajo y recriminar en privado a los que no hicieron nada o hicieron una preparación chapucera. Usar las respuestas de los alumnos para elegir qué hacer con el tiempo de clase y replantear las actividades que realizaremos en el aula.
15.      Usar la oportunidad de la transmisión de contenidos para realizar actividades de evaluación formativa y aprovechar estas para que los alumnos aprendan de sus compañeros
16.      Implicar a los alumnos en la elección y creación de materiales de un tema que le les interesa mucho desde el principio.

Malas prácticas en flipped learning sería el  no intentar seguir las 16 buenas prácticas enumeradas anteriormente.
 

Si eres un profesor en algún país de habla española que ya ha utilizado el flipped learning y todavía no te has registrado puedes registrarte en este link al registro de flippers españoles 

Nuestro análisis de subgrupos nos ha permitido detectar que el porcentaje de profesores contentos varia según los niveles educativos Un 96% de los profesores de primaria que han probado el flipped están contentos con los resultados obtenidos. Un 94% de los de secundaria también. El porcentaje de profesores satisfechos disminuye a un 88% entre los profesores de bachillerato y FP, que están peor formados en métodos flipped (son muy infrecuentes cursos de formación en este modelo a nivel de secundaria no obligatoria) y además tienen que enfrentarse a alumnos más difíciles atravesando edades problemáticas. El porcentaje de profesores contentos con los resultados vuelve a subir entre los profesores de alumnos de nivel universitario al 91%. En cualquier caso sumando los profesores de todos los niveles que han contestado a nuestro cuestionario la probabilidad de que el profesor valiente quede contento con el resultado del cambio es superior al 90%.

 Por tanto si hemos de creer más al juicio colectivo de los 330 profesores españoles que han implementado el flipped que a la experiencia de un profesor airado por que lo probó y fracasó y pretende dar valor universal a su fracaso personal, podremos concluir que ante estas dos evidencias contradictorias el profesor que desea mejorar el aprendizaje de sus alumnos y se esta pensando si debe dar una oportunidad al modelo flipped no debería tener miedo de probar con el flipped a la vista de los resultados satisfactorios del 90% de los profesores que han tenido el valor y el coraje de implementar este cambio metodológico radical.

Sin embargo, no estaría de más saber que piensan los alumnos que han experimentado el modelo de aprendizaje inverso y lo comparan con su experiencia con el modelo tradicional. He estado analizando los resultados de una experiencia realizada con alumnos de la asignatura de biología de 4º de ESO por el profesor y destacado pionero del flipped Iñaki Fernández.


Esta tabla demuestra que los alumnos reconocen y aprecian una serie de ventajas del modelo flipped con respecto al modelo tradicional. Los resultados del estudio de opinión de los alumnos sobre el modelo flipped que se resumen en esta tabla muestran 15 razones por las que el flipped learning es mejor que el modelo tradicional.

 Estos resultados se presentan de una manera mas detallada y se discute su significación en esta presentación de slide share.


Síntesis de las 15 razones para dar una oportunidad al flipped en educación secundaria

•La mayoría de los alumnos hacen el estudio previo (1) sin que a la mayoría les suponga más tiempo que el tradicional (3) y la dificultad de las tareas a hacer en casa disminuye (4).
El profesor ayuda a superar dificultades en clase (2) y aprenden mejor a hacer los problemas (5)
Una mayoría absoluta aprueba su extensión a otras asignaturas sólo un 14% la desaprueba (6)
El flipped mejora:
Las interacciones con el profesor (7), y con los compañeros (8.)
El acceso a materiales y contenidos a aprender (9)
Da más posibilidades de trabajar a cada alumno a su propio ritmo (10) y de demostrar su aprendizaje (11) y participar en la toma de decisiones (12), facilita la resolución de problemas y el desarrollo de razonamiento crítico (13),

Se facilita un aprendizaje más participativo y experiencial (14) y se facilita que el profesor de un trato personalizado a cada alumno (15).

Sin  embargo, el flipped classroom  no es un bálsamo de Fierabrás o una panacea que resuelve todos los problemas  como nos recuerda el experto en flipped learning (y cocreador del modelo flipped classroom) Jonathan Bergmann



Como dice Jon, el modelo flipped no nos hace más fácil la vida a los profesores que lo empleamos, pero a cambio de un poco de esfuerzo extra  en planificación y comunicación facilita que nuestros alumnos aprendan y se desarrollen más y por ello hace que tanto los profesores como nuestros alumnos estemos más satisfechos con lo que conseguimos.

No hay comentarios: