Licencia de Creative Commons
blog profesor 3.0 by Alfredo Prieto Martín is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Sígueme en twitter

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Gurús en educación: Cees Van der Vleuten ¿Por qué el profesorado universitario se resiste a la innovación docente?

Cees van der Vleuten

Dije que no iba a celebrar las 11.000 visitas pero no me he podido resistir. De Cees van der Vleuten me atrajeron sus artículos sobre evaluación en los que mantenía un punto de vista ecléctico  muy cercano al mío y alejado de los dogmatismos. Cees defendía con razón que el mejor método de evaluación es la combinación de varios.
Posteriormente encontré una conferencia suya que me desveló una gran secreto sobre los profesores universitarios, tan evidente después de haber leído la conferencia de Cees como inconcebible antes de haberlo planteado.  Una autentica revelación que estaba muy en línea con ideas que había leído en otros autores iluminados como Richard Felder. 

Yo me había preguntado muchas veces por las razones que explicarán el inquebrantable apego de los profesores universitarios por las tradiciones más rancias en docencia. Conocía el argumento de la comodidad (del Maestro Antoni Font) según el cual seguimos usando aquellos métodos de enseñanza que son más cómodos para el profesor, la institución y los alumnos, en lugar de usar los mejores y más eficaces para producir el aprendizaje. Esto es cierto como la vida misma. Sin embargo, Cees van der Vleuten me desveló la respuesta definitiva al enigma de por qué cambian tan poco las metodologías de enseñanza universitaria. Ahora, tu también puedes encontrar este secreto celosamente guardado por la orden del priorato universitario respondiendo por ti mismo a la primera pregunta que Cees van der Vleuten nos plantea en su conferencia: 

¿Por qué el profesor Universitario de medicina 
basa su práctica médica en la medicina basada en la mejor evidencia publicada 
y sin embargo basa su práctica docente en la tradición y su opinión personal?

Puedes escribir tu respuesta en los comentarios
 y a cambio te enviaremos la respuesta de Cees a su intrigante pregunta.
(realmente el link a la respuesta está al final de esta entrada) 

 Patricia Cross coautora de: Classroom assesment techniques: A handbook for college teachers (1994)
Nos plantea el segundo enigma:


" an amazing 94% [of college instructors] rate themselves as above average teachers, 
and 68% rank themselves in the top quarter of teaching performances."
Patricia Cross 

Para quién me explique en un comentario por qué ocurre esto hay un premio
El tercer enigma, lo planteo yo:
¿Por qué los profesores peor valorados por sus alumnos en las encuestas docentes son los que menos se lo esperarían, pues tienen un elevado concepto de su docencia y creen que su docencia es perfecta e inmejorable?

Las pistas para la solución de estos enigmas se encuentran en las entradas y materiales de lectura recomendados en este blog. 

Voy a dar un breve anticipo pero lo mejor es leerse la conferencia de Cees en:
 
 Los métodos que más se usan para enseñar a nuestros alumnos en las universidades españolas (monólogos magistrales) se basan en premisas y asunciones desfasadas, que fueron abandonadas en las universidades de los países avanzados hace décadas.
 Nuestros métodos están más basados en la tradición y el folclore departamental que en la literatura sobre enseñanza universitaria (por la sencilla y evidente razón de que los profesores universitarios la desconocemos e ignoramos). Quien quiera comprobarlo puede hacerlo realizando el test de conocimiento sobre literatura en enseñanza universitaria que encontrarás en la entrada de este blog "La literatura sobre enseñanza universitaria esa gran desconocida"
Nuestros métodos están además, en muchas ocasiones orientados a objetivos de aprendizaje muy distintos de aquellas competencias que declaramos que vamos a desarrollar en las guías de nuestras asignaturas.
Parece pues que tenemos bastante posibilidad de mejorar las metodologías que empleamos para enseñar a nuestros alumnos.
El primer paso será ponernos al día en las metodologías de enseñanza que pueden utilizarse para enseñar nuestra asignatura. 
Sugerencias busca en Google con:
  "teaching y con un término que caracterice tu materia o disciplina"
"What research has to say about teaching......el nombre de tu disciplina o part de su temática"
"Xyllabus y el nombre de tu materia en inglés" 

Volvemos con Cees uno de los autores más lucidos en "learning asessment". Desde 1980 investiga sobre cómo evaluar lo que aprende el alumno. Recomiendo especialmente la lectura de sus trabajos.

Assessing professional competence: from methods to programmes



 Cees recibió en 2012 el premio del Instituto Karolinska (el que otorga los Premios Nobel de Ciencias) por su Investigación en Educación Médica. La concesión se justificaba en sus contribuciones significativas en el campo de la evaluación de las competencias clínicas, así como por sus contribuciones al aprendizaje basado en problemas aprendizaje basado en el trabajo y el desarrollo de teorías educativas.
Aquí tenéis los vídeos correspondiente a dos conferencias que Cees dio el año pasado con motivo de del premio del Instituto Karolinska
La primera se titula What research has to say about assessment?

La segunda se titula la evaluación del futuro 






También podemos recomendar su libro

How to Design a Useful Test: The Principles of Assessment

4 comentarios:

Profesor 3.0 dijo...

Resolución a los enigmas:
El primero: ¿Por qué el profesor Universitario de medicina
basa su práctica médica en la medicina basada en la mejor evidencia publicada
y sin embargo basa su práctica docente en la tradición y su opinión personal?

Porque es un profesional de la medicina y un amateur de la docencia.

El segundo enigma:

"an amazing 94% [of college instructors] rate themselves as above average teachers,
and 68% rank themselves in the top quarter of teaching performances."
Patricia Cross
Casi la mitad de los profesores que se creen mejores de la media no lo son. Dos de cada tres profesores que se creen del mejor cuartil se autoengañan. Conclusión Tenemos una percepción de nuestra eficacia docente que esta muy alejada de la realidad y cuanto más elevada nos parece mas alejada parece estar de la realidad.

El tercer enigma:
¿Por qué los profesores peor valorados por sus alumnos en las encuestas docentes son los que menos se lo esperarían pues tienen un elevado concepto de su docencia y suelen creer que su docencia es perfecta e inmejorable pese a las evidencias en contra?

La falsa creencia en nuestra eficacia docente es la antesala de la autocomplacencia, el estancamiento de nuestra docencia y el aburrimiento permanente del alumno.
Los que se creen los mejores profesores acabarán siendo de los peores y peor calificados por sus alumnos. Los mejores profesores serán los que nunca se duerman en los laureles y permanentemente intentan superarse.

Creo que podemos aprender lecciones muy útiles del razonamiento sobre estos enigmas.

jp//// dijo...

Pregunta ¿Por qué el profesor Universitario de medicina basa su práctica médica en la medicina basada en la mejor evidencia publicada y sin embargo basa su práctica docente en la tradición y su opinión personal?
Voy a ver si acierto !

Supongo que está relacionado con el notable reconocimiento científico y el poco reconocimiento docente.
Conocemos las mejores revistas científicas o clínicas de nuestro campo y las leemos, nos las creemos y quisiéramos publicar en ellas (y lo necesitamos para nuestra promoción profesional).
En cambio, conocemos poco las revistas sobre docencia, las leemos poco o nada, ignoramos o desconfiamos de sus resultados y, además, no tenemos ninguna necesidad de leerlas o publicar en ellas para promocionarnos profesionalmente.
No tengo datos al respecto, es una intuición (errónea, tal vez).

Alfredo Prieto dijo...

¿Qué pasaría si un médico no se guiará por los dictados de la literatura médica y a consecuencia de de no usar la mejores prácticas descritas en la literatura su paciente sufriese daños? sería denunciado por negligencia médica y de ser condenado, debería pagar daños y perjuicios e incluso podría acabar en prisión si fuese condenado en un proceso penal. En nuestra sociedad no se admite dedicarse a la medicina de modo amateur porque de admitirse esto, las consecuencias serían funestas.
Sin embargo, las consecuencias de la negligencia docente no son tan inmediatas. Muchos médicos enseñan sin seguir las mejores prácticas señaladas por la literatura en educación médica, pues las ignoran y no pasa nada. Actualmente se admite que la tradición y no la ciencia educativa guié lo que los profesores hacen cuando enseñan y evalúan a sus alumnos.
Claramente hay un doble rasero para los dos ejercicios profesionales. Lo que reclamamos desde aquí es que la situación debe cambiar y que los profesores universitarios debemos esforzarnos por enseñar como profesionales de la enseñanza, no como amateurs, y debemos hacerlo aunque desde el sistema no se nos exija, se nos premie o se nos castigue por ello, debemos hacerlo por propia iniciativa, decencia y responsabilidad profesional como profesores.
Posiblemente elegir un método subóptimo de enseñanza no tiene unas consecuencias tan inmediatas y a veces fatales como las tiene errar un diagnóstico o no escoger el tratamiento más apropiado para un paciente. Sin embargo, al no enseñar de la mejor manera posible dañamos no a individuos sino a promociones enteras de futuros profesionales sanitarios. Dañamos a las comunidades en las que esos futuros profesionales ejercerán su profesión sin haber recibido la mejor formación posible. El mal profesor universitario es un arma de destrucción masiva que en las mas de las ocasiones pasa inadvertida porque produce sus efectos a largo plazo sobre la siguiente generación de profesionales y sus sufridos pacientes.

Núria Hernández Nanclares dijo...

Hola Alfredo,
soy Núria Hernández de Oviedo, espero que te acuerdes de mí. En el verano de 2007 estuve en Maastricht asistiendo al curso “EXPANDING HORIZONS IN PROBLEM-BASED LEARNING IN MEDICINE, HEALTH AND BEHAVIOURAL SCINECES” y Cees Van der Vleuten era quien organizaba el curso e impartía varias de las sesiones. Me pareció fenomenal como plantearon el curso con alumnos, básicamente profesores de ciencias de la salud, de muchos países diferentes.
Fue una experiencia muy, muy interesante ya que te ves envuelto en una forma de aprender totalmente distinta a la que nosotros utilizamos habitualmente. Yo creo, sinceramente, que hasta que no experimentas como alumno una enseñanza diferente no puedes hacerlo como profesor porque ni siquiera te lo imaginas.Creo que esa es una de las razones por las que no innovamos, no hemos experimentado como alumnos esa forma de enseñar .
Por cierto, en la encuesta que haces sobre los libros de docencia, yo me he leído 8 de los 10 que indicas y he releído algunos como el de Dee Fink o los de Angelo y Cross y Bean. Tomo buena nota de los que me faltan de tus sugerencias. Además, estoy haciendo revisiones y bibliografía anotada sobre muchas de estas lecturas que poco a poco voy a ir publicando en mi blog nuriahernandeznanclares.es. Te invito a tí y a todos tus lectores a que lo visitéis y me comentéis que os parecen las experiencias de innovación que voy realizando con mis alumnos.
Un abrazo,
Núria Hernández Nanclares