Licencia de Creative Commons
blog profesor 3.0 by Alfredo Prieto Martín is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Sígueme en twitter

sábado, 31 de mayo de 2014

Versión open course de la segunda sesión del curso en evaluación y modelo de enseñanza inversa

En la segunda sesión del curso en evaluación y modelo de enseñanza inversa empezamos retomando el tema de las características del aprendizaje de calidad. Empezamos a ver una mini presentación destinada a introducir una actividad de TPS (think, pair, share). Pedí a los escasos asistentes (destacó la puntualidad de Ester Delfilis que llegó la primera a las dos sesiones) a primera hora de la mañana que fuesen pensando individualmente y escribiendo una lista con las características que a su juicio creían que debería tener el aprendizaje para poder ser considerado un aprendizaje de calidad. Después les pedí que discutiesen en parejas sobre estas características y en una tercera fase empezamos a poder en común esas características que creíamos que debía tener al aprendizaje para ser considerado de calidad. 

Los demás  asistentes fueron llegando y se fueron sumando a la discusión, que se fue calentando hasta que nos salimos del tema y nos introdujimos en las procelosas aguas del descrédito ECTS. Esta discusión demostró que los profesores universitarios imaginamos conocer, pero en realidad ignoramos, el volumen de trabajo no presencial que realizan nuestros alumnos en nuestras asignaturas (a menos que se lo preguntemos y lo tabulemos).

 Mostré datos que fueron acogidos con la incredulidad de algunos asistentes sobre la disminución del tiempo de estudio universitario en las últimas décadas. Comenté estudios de carga ECTS realizados en diversos grados que demostraban que el alumno medio en lugar de las 15-17 horas de trabajo no presencial que deberían realizar por cada crédito ECTS se queda en 8-10 (cerca de la mitad de lo que deberían realizar).

 Es comprensible que cueste mucho admitir esta incomoda realidad pues implica admitir que vendemos créditos ECTS de pega en los que las 25 horas de trabajo nominales quedan reducidas a las 15-20 reales. Tambien implica que para cumplir con los créditos ECTS tanto los alumnos como sus profesores deberíamos trabajar más. A los escépticos les recomiendo la lectura del libro Academically adrift: limited learning on college campuses de R Arum y J Roksa para que se den cuenta de que si no hacemos que nuestros alumnos lean escriban, razonen, reflexionen y discutan su aprendizaje y desarrollo mental serán muy limitados. También pueden leerse dos entradas recientes de mi blog acerca de este peligroso tema de la carga de trabajo de nuestros alumnos: 1) ¿Trabajan en su aprendizaje nuestros alumnos universitarios lo que deberían? Sobre cerditos y créditos ECTS: el cuento de los dos cerditos del espacio europeo. y  2) Crédito ECTS... o constatas su realidad, o te sumas a la ficción institucional

 Aquí se hizo valida la advertencia que había hecho a los participantes en el mensaje de bienvenida al curso: "Mantened la mente abierta a  ideas que van a contradecir vuestras creencias y no las rechacéis de plano cuando las oigáis." 

 También hubo oposición fiera por parte de algunos asistentes a la idea de que los profesores universitarios nos comportamos como profesionales cuando investigamos o nos dedicamos a nuestra  especialidad disciplinar (y guiamos nuestras acciones en los dictados de la literatura profesional más actual publicada al respecto) pero nos comportamos como amateurs desinformados cuando enseñamos (dejándonos guiar por la rancia tradición departamental y la intuición personal). En relación a este debate recomendé que leyerais lo que piensa y ha escrito al respecto Cees Van der Vleuten catedrático de Educación médica de la Universidad de Maastritch. 

Después cortamos la discusión (que se nos iba de las manos) y volvimos a las características del aprendizaje de calidad. En el proceso  habíamos discutido mucho sobre las características que debían tener los aprendizajes para ser de calidad. Desvelé mis lista oficial de características a la que decidí añadir una mas  que había sido aportada por la profesora participante en el curso, Paquita SanVicen. Aquí esta la lista ampliada. 



1. Útil  El aprendizaje  que marca la diferencia,  el que capacita, el que hace competente para…
2. De efecto Permanente. El que está bien afianzado y no tiene previsible fecha de caducidad,  perdura  y se auto-renueva por que el aprendiz tiene el deseo de seguir aprendiendo más.
3. Relevante  y transferible el aprendizaje  que produce resultados de aprendizaje muy Valorados  en profesión  y por el que aprende
4. Significativo (significant) el que afecta a actitudes  y valores, transforma,  no sólo informa   al que aprende
5. Significativo (meaningful) el que se fundamenta  en la construcción de significado  por el que aprende
6. Crítico fruto de un proceso de análisis crítico y de argumentación lógica a partir de premisas asumibles en la disciplina y de la consideración de múltiples perspectivas, no de la transmisión de una supuesta verdad dogmática.
7 Creativo fruto de la exploración conceptual, la indagación y de la asociación creativa.
8. Gratificante y deseado Es una experiencia grata y lo aprendido gratifica al que aprende. Provoca el deseo de seguir aprendiendo.

Dimos a continuación (ahora que habíamos creado las preguntas y las necesidades en la mentes de los asistentes) una miniclase sobre lo que se podía hacer  para mejorar la calidad de los aprendizajes.

A la vuelta del recreo nos dedicamos a experimentación de evaluación formativa en metodologías de enseñanza inversa o flipped learning. Siguiendo mis indicaciones habíais estudiado las  distintas metodologías para el fomento del estudio previo. A continuación íbamos a realizar una actividad  de evaluación como las que se realizan en la metodología Team based learning. Repartí un examen de 10 preguntas MCQ (multiple choice questionnaire ) y hojas de respuesta de MCQ. Os di instrucciones para que primero contestarais individualmente a las diez preguntas. 

Tras haber entregado vuestras hojas de respuestas os pedí que os reunierais en equipos de cuatro y llegarais a un consenso sobre las respuestas correctas. Formamos el equipo A, el Equipo D y el Equipo L. Finalmente en una tercera fase fuimos respondiendo a las preguntas una a una y discutiendo la justificación de las respuestas correctas y apuntando la calificación de los distintos equipos en la pizarra. Finalmente gano el equipo A (que sacaron un 9 en su examen) y todos aprendimos sobre las metodologías de fomento del estudio previo. 

Finalmente experimentamos la metodología Peer instruction con preguntas conceptuales sobre  física de bachillerato. Respondimos a las preguntas con las flash cards y discutimos la justificación de las respuestas al modo del peer instruction: unos alumnos discuten con otros que han escogido otras opciones sobre las razones que justifican las respuestas que han escogido. También probamos la aplicación socrative para responder a preguntas MCQ. Esta prueba puso en evidencia ciertas limitaciones en el funcionamiento de la wifi en el aula. Más problemas: a uno de los participantes le salían en el socrative ¡caracteres en chino! luego nos dimos cuenta de que había puesto un room number equivocado y por ello accedió a la sala de preguntas de un profesor chino. Al corregir el número, el problema se solucionó.

A continuación demostré como se conducen las sesiones de discusión de peer instruction.
Finalicé la segunda sesión del curso presentándoos los resultados de nuestra experincia con la metodología just in time teaching hasta  que nos llego la hora de finalizar el curso antes de llegar al final de la presentación (os la podéis estudiar ahora). Tampoco nos había dado tiempo para hablar sobre gamificación pero aquí teneis una presentación al respecto. Tampoco nos dio tiempo a ver la presentación sobre como hacer cuestionarios on line para comprobar el estudio previo en el just in time teaching Tampoco nos dio tiempo a ver la animación sobre los profesores universitarios hispanos  con la que pensaba haber finalizado el curso.

Rellené el acta del curso, crucé victoriosamente sobre el rio Segre (una tradición) y me fui al Isidro a tomarme unos caragolls a la llauna con ali-oli. Desde allí quedé con algunos de los buenos amigos que he hecho en los 10 cursos de formación del profesorado que desde 2005 y hasta ahora he impartido en la UdL. Espero haber ganado alguno(a) más en este curso pese a que os puse un examen e intente convenceros de que debemos trabajar más para evaluar mejor a nuestros alumnos. A las 21 h. cogí el AVE  que me llevaría a Guadalajara y de allí a mi hogar en Alcalá de Henares, donde mi perro Curro me hizo un gran recibimiento pues el pobre llevaba tres días sin verme.